Se realizan en Córdoba las primeras observaciones de radiación solar. El año siguiente, el secretario de la OMA comienza a medir en el patio de su casa para detectar posibles diferencias debido a las variaciones en la altura del terreno. Las observaciones geomagnéticas se realizaban en Córdoba desde 1852.