Se imprime el volumen I de los Anales de la OMA. El primer tomo se dedica exclusivamente al clima de Buenos Aires y resume las observaciones realizadas desde 1801. También se narran los inicios y la organización de la Oficina Meteorológica Argentina.