Sale la primera carta del tiempo de Argentina y Sudamérica. Consistía en un mapa de 60 x 40 cm en el que se trazaban isobaras e isotermas (líneas de presión y temperaturas constantes). Para esto se usaban los datos obtenidos de las estaciones hasta las 14h.