Se crea el primer laboratorio de instrumental meteorológico. Desde entonces, en el laboratorio se verifican y calibran los instrumentos de todas las estaciones, para que todos midan del mismo modo y cumplan con los estándares de calidad internacionales.