La Dirección de Meteorología, Geofísica e Hidrología cambia su nombre a Servicio Meteorológico Nacional y pasa a depender de la Secretaría de Aeronáutica.