Se adquiere un equipo de cómputo de alto rendimiento (HPC) para ejecutar modelos de última generación. El HPC es la computadora de procesamiento paralelo más grande del país, empleada bajo una modalidad de trabajo 7×24 con fines operativos y la más importante entre los servicios meteorológicos de Sudamérica.